Regresar

¿Qué ventajas y desventajas nos ofrecen las impresoras fotográficas?

Las impresoras y la fotografía cada vez van más de la mano. Son muchos los modelos que permiten imprimir directamente las instantáneas desde nuestra cámara de una forma sencilla y directa, algo que agradecerán sobre todos los profesionales de la imagen ya que les permitirá ahorrar esfuerzo, dinero y sobre todo tiempo.

¿Estás interesado en hacerte con una de estas impresoras pero todavía no sabes si es una elección acertada? Pues no pasa nada. Es lo más normal del mundo estar un poco liado en este aspecto, y por ello a través del siguiente artículo te despejaremos todas las dudas sobre las ventajas y desventajas de estas impresoras.

 

Ventajas de las impresoras fotográficas

En primer lugar, enumeraremos algunas de las ventajas de las impresoras fotográficas. Cabe destacar que gracias a su tecnología de chorro de tinta, es posible realizar impresiones de muchísima más calidad consiguiendo unos colores mucho más vivos y duraderos en el tiempo.

Así mismo, la mayoría de modelos también permiten imprimir nuestras fotografías de una forma mucho más sencilla. Tan solo necesitaremos de una conexión por USB o Micro SD para pasar directamente las fotos de la máquina a la impresora. Por último, solo tenemos que darle a imprimir y en un par de segundos ya tendremos nuestra foto impresa. Fácil, sencillo y para toda la familia.

Pero la cosa no acaba aquí. La tecnología siempre va a más y ya se está trabajando en otras funciones que permitirán enviar nuestras fotos a nuestra impresora estemos donde estemos. Tan solo necesitaremos de una conexión Wi-Fi o de datos 3G para imprimir cuándo y dónde queramos.

Desventajas de las impresoras fotográficas

Pero como todo, las impresoras fotográficas tienen sus carencias. La más característica es que solo están diseñadas para eso. Si lo que buscas es simplemente imprimir tus documentos de manera normal y corriente lo mejor es mejor que te busques otro modelo.

Otro tema a tener en cuenta es el precio. La mayoría de modelos de impresoras fotográficas pueden alcanzar las tres o incluso cuatro dígitos en su precio. Por esta razón, siempre habrá que mirar y buscar realmente bien a la hora de hacer una compra. Sobran las palabras al decir que una impresora de estas características os darán siempre unos resultados excelentes, por ello es normal en parte pagar esas cifras. Tenéis que tomarlo como una especie de inversión a largo plazo con la que seguro que quedaréis realmente encantados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *